La intemperie del poeta

No puedo escribir si mi cuerpo no arde. Necesito fuego, el magma espiritual que lo mantiene de pié, mientras dura su finita embestidura existencial. Estoy, latente. Las palabras están incineradas por una danza imposible para un yo que sabe, posible para un yo exiliado, vertiginosa y abismal para una razón de roca. No puedo escribir si mi cuerpo no danza. Soy lo que no sé, o no soy; sólo estoy aquí, abierta y frágil a la intemperie del poeta.

 

 Imagen Francesca Woodman

 

Please reload

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Vimeo - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • Pinterest - Círculo Negro

© Vanesa Menalli | Danzar Mundos | Copyright 2016 | Todos los derechos reservados | vanesamenalli@gmail.com